Blog Contable Fiscal

Puntos clave para la anual 2018

Puntos a considerar para el cierre contable

Para cerrar el periodo contable (que al igual que el ejercicio fiscal comprende por lo general el periodo de año natural de calendario) Debemos acumular todos nuestros ingresos y disminuirles todos los gastos para obtener el resultado (ganancia o pérdida). El valor resultante se conoce como resultado del ejercicio y contablemente el detalle de los ingresos menos gastos mostrando el resultado se plasma en un documento llamado “Estado de Resultados”.

Obviamente en el resultado del ejercicio si los ingresos son mayores tendremos utilidad, caso contrario tendremos pérdida. Todo el detalle se refleja en las cuentas contables dentro del Estado de Resultados y se elaboran los registros contables que contienen las cuentas contables y su valor en cifras monetarias; estos registros constituyen la contabilidad de la empresa. Al realizar el cierre las cuentas contables que afectan a resultados (gastos e ingresos) deben dejarse estas ceros aplicando la contrapartida correspondiente. Es importante al momento de realizar el cierre considerar:

  1. Revisión de las cuentas de resultados al realizar el cierre contable. Igualmente revisar las cuentas de Balance que involucran el patrimonio de la empresa, activo y pasivo. Ejemplos: Inmuebles, bancos, clientes y acreedores.
  2. Previo al cierre de las cuentas de resultados, hay que realizar los ajustes y conciliaciones necesarias. Entre los ajustes más importantes que se deben realizar está la depreciación de los activos fijos, los ajustes necesarios en los inventarios, la amortización de los activos intangibles y diferidos, la provisión de cartera. Generalmente este tipo de ajustes tienen como finalidad aumentar o disminuir el valor de los activos para mantener actualizado dicho valor.  Es importante también la conciliación de las cuentas bancarias lo que le permitirá realizar los ajustes necesarios a dichas cuentas.
  3. El resultado final del cierre de las cuentas de resultados se debe llevar a la cuenta de patrimonio. Si el resultado es una pérdida se disminuirá el patrimonio, y si el resultado es utilidad, la cuenta de patrimonio se incrementará.
  4. Si presentamos cuentas con saldos negativos o contrarios a la naturaleza de la cuenta, es importante realizar las reclasificaciones correspondientes.
  5. Al momento del cierre se deben tener en cuenta elementos y variables que afecten el periodo siguiente, de modo que las cifras sean comparables entre un año y otro, teniendo una planeación constante.

Con los pasos enumerados previamente, además de realizar el cierre contable obtendremos las cifras actualizadas de otro documento financiero: El balance general. Este documento nos muestra la situación financiera global de la empresa a un momento determinado; en el vemos con detalle el estatus de los activos, pasivos y patrimonio (capital). La autoridad fiscal nos va requerir previo a la presentación de la declaración anual la presentación de este documento con cifras al cierre del ejercicio fiscal.  Esto conforme a la 2da modificación a la Resolución Miscelánea Fiscal 2016.

Por lo tanto, es aconsejable estar al pendiente de las modificaciones que se presentarán en la Resolución Miscelánea Fiscal año con año, para contar con información actualizada sobre la entrega de documentación a las autoridades fiscales.

Declaración anual

La declaración anual es la manera en que se informa al SAT el resultado de la empresa durante un determinado ejercicio fiscal. Esto involucra también el detalle de los ingresos obtenidos, gastos realizados y pagos de impuestos federales efectuados durante el año.

El Impuesto sobre la Renta (ISR), grava directamente las ganancias obtenidas en el ejercicio después de las deducciones efectuadas. Este impuesto se aplica en cada ejercicio y se deben realizar pagos provisionales mensuales obligatorios a cuenta del impuesto anual ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Es importante aclarar que la utilidad o pérdida contable puede no ser la misma para efectos fiscales. Esto se debe a que en México de acuerdo a la Ley del Impuesto sobre la Renta (ISR) se establecen los ingresos acumulables (ingresos fiscales) y las deducciones autorizadas (gastos fiscales). Así que, una vez que realizamos nuestro cierre contable es obligado también realizar una conciliación contable fiscal del ejercicio.

Por ejemplo, un ingreso acumulable para efectos fiscales considera los ingresos tanto en efectivo, bienes, créditos entre otros. Pero en contabilidad además de registrar todos los ingresos mencionados podemos por ejemplo tener aportaciones de los socios por aumento de capital.  Este último no debe considerar como ingreso acumulable de acuerdo a la ley mencionada.

En cuanto a las deducciones autorizadas parece ser no menos sencillo, ya que primeramente deben cumplir con ciertos requisitos siendo el fundamental ser estrictamente indispensables para los fines de la actividad del contribuyente. Lo cual es muy diverso precisamente por la gran cantidad de actividades empresariales. Como ejemplo, para una cadena comercial de ropa, una deducción autorizada es la compra de prendas de vestir de moda (pues es el producto que comercializa) mientas que para una empresa que elabora quesos, la compra de ropa de moda no tiene que ver con su giro y mucho menos podría considerarse deducción autorizada.

Además las deducciones deben ampararse siempre con factura, pues aunque adquiramos artículos o servicios indispensables para la actividad propia de la empresa pueden no ser deducibles. Esto en el caso de que no tengamos la correspondiente factura. Y a su vez la factura debe cumplir con ciertos requisitos como son: descripción de las mercancías, expedida con certificado digital valido, desglose de impuestos, etc. En consiguiente, es relevante que las facturas emitidas a la empresa por deducciones autorizadas cumplan con requisitos fiscales y no contengan errores que puedan afectar en el cálculo anual.

Pareciera que con el tema de la conciliación contable fiscal tendría que llevarse doble contabilidad, más sin embargo la contabilidad es única en cada empresa y de una sola vez. La clave es en tener bien configurado nuestro catálogo de cuentas para el mejor control de los conceptos que requieran subdividirse a fin de identificar si parcialmente o totalmente aplica el componente fiscal. La recomendación al realizar la conciliación contable fiscal es partir del resultado contable pues este contendrá tanto las partidas de ingresos y egresos contables como fiscales.

Conclusión

Son varios aspectos a considerar previo a la declaración anual, sin embargo recordemos que durante el ejercicio estuvimos obligados a presentar mensualmente pagos provisionales a cuenta del impuesto anual. Así que, todos los aspectos a considerar debieron estarse aplicando durante cada pago provisional, de ser así ya avanzamos prácticamente un 80% de nuestra declaración anual y será más sencillo y ágil el cumplimiento de esta obligación. De no cumplir esta obligación en tiempo y forma la autoridad fiscal tiene la facultad de exigir su cumplimiento e imponernos multas.

TOMADO DE: https://contadormx.com/2018/12/17/declaracion-anual-2018-personas-morales-recomendaciones-para-el-cierre-del-ejercicio/

Es importante para nosotros recibir tus comentarios.
Por favor rellena el siguiente formulario y en breve nos pondremos en contacto contigo.

logotipo corporativo serca morelia

Síguenos

Corporativo Serca 2019 | Aviso de privacidad